El retratista de David Bowie

Estos días son agridulces para mí. El 8 de enero se celebra la llegada al mundo de uno de mis músicos favoritos, y justo dos días después, su aniversario luctuoso. David Bowie marcó mi paso por la adolescencia y me acompañó durante la universidad, convirtiéndose uno de mis ídolos perennes por la empatía y elSigue leyendo «El retratista de David Bowie»

Calendario/miniatura

Antes que nada: ¡Feliz año nuevo! Espero que el 2022 venga acompañado de mucha salud y mucha valentía para curar al mundo, no sólo del coronavirus, sino de todas las consecuencias que ha causado a nivel físico, emocional, psicológico y espiritual.  Quiero empezar el año hablando del tiempo, de ese constructo que nos permite organizarnos,Sigue leyendo «Calendario/miniatura»

El imaginario de la Navidad: Dickens y Leech

En diciembre la sensación del ambiente cambia. Muchas personas empiezan a decorar sus casas con pinos, luces, nacimientos y personajes que remiten a la leyenda de San Nicolás. El clima se enfría (al menos en el hemisferio norte) y prevalece el antojo de bebidas calentitas y comidas apapachadoras que ayuden a subir las endorfinas ySigue leyendo «El imaginario de la Navidad: Dickens y Leech»

Lina Iris Viktor: la Klimt del siglo XXI

Gustav Klimt (1862-1918) fue un artista austriaco cuyas pinturas con aplicaciones doradas –como íconos bizantinos–, marcaron la estética del Art Nouveau. Klimt comenzó esta etapa después de conocer Ravena en 1903. En su periodo dorado, combinó el naturalismo con el decorativismo, generando una dicotomía entre realidad y alegoría, sencillez y barroquismo. A pesar de queSigue leyendo «Lina Iris Viktor: la Klimt del siglo XXI»

El singular Edward Gorey

Edward St. John Gorey (1925-2000) nació en Chicago, hijo de un matrimonio entre un reportero de crímenes, demócrata y devoto católico y una ama de casa, republicana y anglicana episcopal. La vida familiar iba a ser caótica: sus padres se divorciaron cuando Gorey tenía 11 años; se mudó mucho por los trabajos de su madre;Sigue leyendo «El singular Edward Gorey»